Blog Davies

Daviescoin la primera criptomoneda que te permitirá hacer préstamos entre particulares

La revolución de las criptomonedas como método de pago

La revolución de las criptomonedas como método de pago

Estás navegando tranquilamente por tu web favorita cuando, de repente, algo llama tu atención. Los colores brillantes y luminosos de un anuncio te invitan a meterte en la página de la tienda que ofrece un producto que te encanta, y que has decidido que necesitas comprar, sí o sí. Tu convicción se refuerza cuando ves el precio, que resulta que es baratísimo. ¡Una tentación así no se puede dejar escapar!

Has elegido ya el modelo, color y tamaño que mejor se ajusta a tus necesidades. Solo falta el último paso, que aunque al comerciante sea el que le permite seguir funcionando, para ti es el que resulta más desagradable: pagar. Y no solo por el hecho de tener que desprenderte del dinero que tan duramente te ha costado ganar.

Los medios de pago existentes hasta ahora, reconozcámoslo, no son lo más cómodo del mundo. A través de internet, básicamente, hay dos maneras, a cuál más engorrosa. Puedes utilizar tu tarjeta de crédito o débito, como si estuvieras en la calle, pero de forma más complicada: te tocará rellenar el número, la fecha de caducidad, el código de seguridad de tres cifras que viene detrás, dependiendo del banco que la haya emitido puede que también tengas que sortear algún otro sistema… Nada sencillo, en definitiva. Claro, también puedes pedirle a tu navegador que almacene los datos, pero si después eres víctima de una brecha de seguridad no digas que no te habían avisado.

El otro medio de pago habitual son las transferencias bancarias. Muy farragosas, porque necesitas conocer el larguísimo número de cuenta de destino y repetirlo sin que falle un solo dígito; si no, vete a saber dónde acaba tu dinero. Aparte, no son instantáneas, sino que pueden llegar a tardar unos cuantos días, y tampoco es raro que el banco decida unilateralmente cobrarte comisiones. A veces, no queda más remedio que recurrir a ellas, pero no parece lo más recomendable.

Alternativas a los sistemas tradicionales para pagar en la red

Desde hace unos cuantos años, están surgiendo iniciativas por parte de empresas privadas que intentan resolver, con mayor o menor éxito, este tipo de problemas. Merece la pena, por su popularidad, citar a PayPal, que es un sistema rápido y eficaz… pero con inconvenientes, como la necesidad de estar vinculado a una tarjeta bancaria para operaciones con grandes cantidades de dinero, o, en el caso de operaciones internacionales, la aplicación de sus propios tipos de cambio, a veces un tanto arbitrarios y poco convenientes para el usuario.

Google y Apple también han puesto en marcha sus propios sistemas, que en ambos casos llevan el apellido “Pay”. Están pensados específicamente para usuarios de sus dispositivos móviles, Android en el primer caso, iPhone en el segundo. Su principal desventaja es el hecho de no estar disponibles todavía en buena parte del mundo. Sin ir más lejos, muchos países de América Latina no pueden disfrutar aún de este servicio.

Pero hay otra alternativa que, por sus características, está llamada a cambiar por completo en un futuro próximo el panorama de los medios de pago. Estamos hablando de las criptomonedas, o monedas virtuales. Se trata de divisas que solamente existen en el plano virtual, no en el físico; es decir, se puede hacer operaciones de todo tipo con ellas a través de internet, pero no te llegarás a encontrar billetes de papel ni trozos de metal que llenen de chatarra tus bolsillos.

El hecho de estar concebidas específicamente para la red las convierte en ideales como medios de pago online. Las gestiones con ellas son extremadamente veloces, hasta el punto de que una transferencia de un lugar a otro del mundo se puede completar en cuestión de segundos, sin importar la distancia física real entre los implicados. Además, las criptomonedas no están centralizadas, es decir, no existe una institución formal que las respalde y de la que dependan, sino que son los propios usuarios los que le dan su valor en función de las operaciones que realicen con ellas. Su cotización raramente va a depender de los vaivenes de la política económica del gobierno de turno.

Las criptomonedas aportan grandes ventajas en los pagos online

Combinando estos dos factores tenemos que las criptomonedas resultan ideales, por ejemplo, para adquirir en negocios internacionales productos que no estén disponibles en nuestro mercado local. Este medio de pago facilitará que nuestro dinero mantenga su valor de cara al exterior y, además, agilizará cualquier trámite. En cualquier caso, si nos hiciera falta, siempre podemos volver a convertir con sencillez nuestras criptomonedas en dinero fiduciario, es decir, los euros, dólares o cualquier otra moneda que manejemos en la calle.

Otra de las grandes preocupaciones de muchos usuarios a la hora de mover su dinero por la red es la seguridad. Hay que reconocer que la cantidad de noticias que surgen sobre fraudes y estafas online asustan a cualquiera, y que por eso los medios de pago tradicionales tienen tantas medidas de seguridad, que son necesarias pero molestas. Las criptomonedas, sin embargo, llevan integrada en su propia naturaleza una tecnología que las hace prácticamente inmunes a cualquier ataque.

El sistema se conoce como cadena de bloques o blockchain. En esencia, se basa en que todas las operaciones que se realizan con las criptomonedas quedan almacenadas en un bloque del registro. Pero estos bloques están interconectados entre sí formando una cadena, de manera que no puede borrarse o alterarse uno sin que afecte al anterior y al siguiente. De esta forma. se consigue un nivel de seguridad máximo que, además, permite el rastreo eficaz de cualquier incidencia.

Desde Davies te recomendamos que permanezcas muy atento al desarrollo de este sistema que en un futuro próximo va a cambiar por completo el mundo de los medios de pago en la red. Cada vez son más los negocios que van sumándose a la ola y admitiendo las criptomonedas como una forma más.

¿Quieres conocer más en profundidad su funcionamiento? ¡No dejes de visitar nuestro blog y de preguntarnos cualquier duda que te surja!