La importancia de las criptomonedas en la economía




              Con la llegada de las monedas virtuales la economía mundial empezó a cambiar. Hoy en día, muchas personas prefieren utilizar las criptomonedas en vez del dinero físico tradicional. El motivo principal es que es más rápido y fácil de usar. Solo tienes que sacar tu smartphone del bolsillo.

              En 2009 que fue cuando se creó la primera criptomoneda, Bitcoin, esta se presentaba como una alternativa al dinero físico. Sin embargo, con el paso del tiempo las criptomonedas se han ido afianzando hasta tal punto de que ya muchas y diversas empresas permiten el pago de sus productos o servicios con criptomonedas. No solo existe la criptomoneda Bitcoin, también hay otras como la nuestra, DAVIES.

              DAVIES es una criptomoneda que no tiene mucho tiempo, surgió en 2018. En el apartado de transacciones te garantiza:

              • Inmediatez: envía estas criptomonedas a la parte del mundo que desees. En solo cuestión de segundos el valor que has enviado habrá llegado a su destino.
              • Sencillez: a través de su App que está disponible tanto para sistema Android como para IOS.
              • Seguridad: utiliza la tecnología blockchain en la que se almacenan todos los movimientos que hagas.

               

              La evolución de las monedas virtuales en la economía mundial

              La principal razón por la que ha evolucionado tanto el mundo de las monedas virtuales es porque se ubican en un sistema descentralizado. ¿Y qué quiere decir eso? Significa que no está regulado por ningún país ni gobierno vigente. Esa es la principal diferencia que existe entre las criptomonedas y el dinero tradicional, pues este último siempre está a cargo de un banco.

              Con la crisis mundial que comenzó hace una década, las monedas virtuales han experimentado un progreso constante —y siguen experimentándolo—. De hecho, encontraron un lugar en la sociedad y ya están muy integradas porque muchas personas las utilizan como método de pago de diferentes productos o servicios.  No solo se pueden utilizar como forma de pago, sino que también puedes invertir en ellas para aumentar tu capital, así como para mantenerlo. Es una opción muy buena por si, dentro de un tiempo, la economía mundial vuelve a empeorar, ya que evitarás futuras dificultades que puedan afectar a tu propia economía.

              Las criptomonedas están presentes en el mundo desde hace tan solo una década y, aunque al principio la sociedad no confiaba mucho en su uso, esa opinión ha cambiado con los años. Todo el mundo estaba acostumbrado a utilizar el dinero tradicional físico y si no pagaban o compraban con ese dinero se sentían incómodos. Se produjo un verdadero rechazo hacia estas monedas virtuales.

               

              ¿Qué beneficios presentan las criptomonedas en la economía?

              Sus beneficios son muchos y muy diversos. Entre ellos destacan:

              • Identidad secreta: las personas que las utilizan mantienen su identidad en secreto, se quedan en el anonimato, es decir, es confidencial.
              • Seguridad: es un aspecto fundamental porque confías completamente en que no te van a robar. Es una de sus principales ventajas porque genera confianza en los clientes.
              • No permite el hackeo: no se pueden hackear los movimientos que hagas. Este punto tiene que ver con el anterior, pues lo que demuestra es que las criptomonedas son seguras.
              • Transparencia: gracias a la descentralización gestionada por una blockchain pública se consigue una transparencia absoluta de las transacciones realizadas que quedan anotadas en un libro público. Que los movimientos queden claros y no haya nada oculto es muy importante también para que el cliente genere confianza.

               

              Las criptomonedas son el futuro ya que mejora el mundo bancarizado pero también está transformando la vida de las personas desbancarizadas que afecta a un tercio aproximadamente de la población mundial dotándoles de una herramienta financiera. Por lo que, actualízate, comprarlas, invierte en ellas, pero no te quedes atrás y disfruta de todas las ventajas que puedes obtener con su uso.