¿Qué son las altcoins y qué tienen que ver con el Bitcoin?




              Son tantos los conceptos nuevos que han surgido a raíz de la creación del Bitcoin… ¿verdad? Que si transacciones y tokens por aquí, que si criptoactivos y blockchain por allá. Y ahora, por si fuera poco, también hablamos de altocoins. Pues bien, creemos que hoy es un día fantástico para hablar de este concepto y profundizar en él. ¿Quieres acompañarnos?

              ¡Vamos a ello!

               

              ¿Qué son las altcoins?

               

              Cualquier criptomoneda que no sea el Bitcoin puede ser una altcoin, algo que se utiliza para definir o hacer referencia a otras criptomonedas soportadas, además del propio Bitcoin.

              En la actualidad nos preguntamos cuántas altcoins existen, pero es una cifra difícil de saber debido al inmenso número de tokens que se crean cada poco tiempo para financiar distintas actividades o proyectos. Y no nos extraña nada, pues crear una altcoin es un proceso sencillo debido al código abierto del Bitcoin. Ya sabes a lo que nos referimos ¿verdad?

              Tal y como señala el portal web Academy Bit2me, “algunas criptomonedas como Ethereum lo que nos ofrecen es la sencillez de poder desarrollar tokens sin necesidad de crear una red blockchain nueva. Mediante un Smart Contract podemos crear las bases de un nuevo token, se reducen así los costes de desarrollo y se hace más simple la financiación de proyectos”.

               

              ¿Cuál es la principal ventaja de estas criptomonedas alternativas?

               

              El lado más positivo de las criptomonedas se encuentra en sus ventajas, esas que te resumimos a continuación:

              • UTILIDAD. Su afán por buscar y encontrar soluciones hace más sencillos los procesos que llevan a cabo los usuarios, desde el control de la energía, hasta la gestión de la salud y la realización de pagos.
              • DESCENTRALIZACIÓN. Mayor autonomía e independencia al no tener un sistema central que gestiona nuestros datos y operaciones.
              • INNOVACIÓN. La palanca del cambio la pulsó el Bitcoin, pero a raíz de su creación han surgido nuevas criptomonedas que evolucionan y se presentan como auténticas altcoins o modelos alternativos que mejoran, poco a poco, la tecnología blockchain.
              • SEGURIDAD. La cadena de bloques aporta transparencia en la información, dado que permite que cualquier usuario pueda auditar la información de los bloques para comprobar la veracidad de los datos.

              Las mejores altcoins suelen ser aquellas que ofrecen un valor añadido y diferencial. Crear una criptomoneda es tarea fácil, pero ofrecer una funcionalidad distinta y competente no lo es tanto. No todas las criptomonedas aportan valor, pues son simples copias sencillas del código. Entonces, ¿qué diferencia a las criptomonedas?

              Reflexiónalo…

               

              Diferencia entre Ethereum y Ripple

               

              Ambas criptomonedas se mueven por el universo blockchain. Mientras Ethereum se lanzó en 2015, Ripple se creaba en torno a 2012, tres años antes.

              Su objetivo principal era el de convertirse en una moneda en sí misma, y ninguna de las dos altcoins necesitan la presencia de un tercero o intermediario. Además, Ethereum es una de las criptomonedas que aportan las transferencias más rápidas (en 16 segundos aproximadamente), mientras que en Ripple necesita solamente alrededor de 4 segundos. Destacamos, por tanto, la rapidez. En cuanto a sus equipos, mientras una Fundación es la responsable del desarrollo y el soporte de Ethereum, en el caso de Ripple es administrada por la compañía Ripple Labs. Para finalizar, queremos destacar una última diferencia que atiende al mecanismo de consenso: en Ethereum recibe el nombre de Prueba de Trabajo, y en Ripple es conocido como Tolerancia a Fallas Bizantinas.

              ¿Quieres saber algo más acerca del papel de las criptomonedas alternativas en nuestro día a día? Pregúntanos y no te quedes con la duda, las altcoins están cambiando la manera en que gestionamos las operaciones de nuestra vida.