¿Qué son las DApps o aplicaciones descentralizadas?




              ¿Has escuchado hablar de ellas? Durante los últimos tiempos se han convertido en un tema recurrente debido al crecimiento de las criptomonedas. Las DApps tienen mucho que ver con esto, pues son quienes permiten la creación de servicios que no son gestionados por una sola entidad. Es decir, son todas esas operaciones que realizamos a través de un banco pero, esta vez, sin su intervención, sin la presencia de un tercero encargado de validarlas.

              ¿Qué otras cosas nos permiten las aplicaciones descentralizadas? Vamos a descubrirlo en este post…

              El papel de las aplicaciones descentralizadas y las criptomonedas

              A continuación, queremos compartir contigo el papel de las criptomonedas en la sociedad, así como algunos datos curiosos sobre estas y sus aplicaciones.

              1. ¿Cuál fue la primera DApp descentralizada? La primera en usar un criptoactivo fue la aplicación de pagos conocida como Bitcoin.
              2. ¿Cuál es la mayor innovación de las aplicaciones descentralizadas? Su carácter distribuido aportado por la cadena de bloques o tecnología blockchain.
              3. ¿Sobre qué otras criptomonedas se han creado aplicaciones descentralizadas? Sirva de ejemplo Etherum.
              4. ¿Por qué son cada vez más importantes estas aplicaciones? Porque aumentan el poder sobre el propio dinero; por el carácter blockcchain que permite a los usuarios relacionarse directamente entre ellos y cerrar acuerdos sin una entidad intermediaria.
              5. ¿Cómo funcionan estas DApps? Cada uno de los usuarios de una misma aplicación es un nodo de una red en la que sus miembros actúan de forma conjunta en cada uno de los movimientos. El proceso es automático y el propio sistema verifica la validez de cada operación.
              6. ¿Son seguras? Las aplicaciones descentralizadas no solo son seguras, sino también transparentes. Aportan todo lo necesario para realizar transferencias seguras, sobre todo porque, aunque desapareciera un nodo, siguen existiendo miles o millones de copias de seguridad rastreables.

              ¿Qué te parecen estas aplicaciones descentralizadas? ¿Tienes algo que decir al respecto? Cuéntanoslo sin compromiso.

              La importancia real de las aplicaciones descentralizadas en nuestro día a día

              En la actualidad, los usuarios de internet no cuentan con el control absoluto de los datos o la información que comparten en los sitios web. Gracias al papel innovador y descentralizado de las aplicaciones, ya se está logrando combatir la problemática. Las criptomonedas que van surgiendo a nuestro paso por el mundo están creando la oportunidad de abrir un campo inmenso de posibilidades en cuanto a la tecnología Blockchain.

              Los pagos son el primer y más revolucionario escenario de aplicación, y sus ventajas lo están convirtiendo en una vía perfecta para realizar pagos instantáneos y préstamos entre particulares con mayor agilidad. En definitiva, está rompiendo con las barreras que nos alejan del control sobre nuestro propio dinero, ya que no habrá terceras personas gestionando nuestros datos.

              El papel de las DApps en aplicaciones como Twitter

              Imagina por un momento cualquier aplicación que utilices; WhatsApp, por ejemplo. Aunque tienes tu propio perfil y escribes libremente a quien quieres y como quieres, en realidad no tienes todo el poder sobre tus datos, ¿sabes por qué? Porque ellas tienen toda la información acerca de tus inicios de sesión, tu geolocalización, tus contactos, tus fotos y todo aquello que tú mismo le otorgas sin darte cuenta.

              Gracias a las DApps y su carácter descentralizado, la información no puede ser alterada ni siquiera por la compañía creadora, pues los datos no se manejarían por una sola entidad. Las características generales de este tipo de aplicaciones son las siguientes:

              • Generación de tokens critpográficos en base a un algoritmo.
              • Los datos se almacenan en una cadena de bloques o blockchain distribuida.
              • Debe basarse en un código abierto.

              Aunque el Bitcoin conforma el origen de todo, por marcar el inicio de una tecnología revolucionaria en las transacciones, la sociedad se ha ido dando cuenta, poco a poco, de que la cadena de bloques podía tener otras muchas utilidades.