El trabajo de los nodos en las redes blockchain




              Acostumbrados a escuchar hablar de los nodos en materia de criptomonedas, queremos hacer una parada en este concepto para profundizar en su definición. Aunque gran parte de la sociedad ya ha escuchado hablar de las monedas virtuales, muchas personas desconocen el verdadero funcionamiento de la tecnología blockchain. ¿Estás preparado para saber más?

              Primero, ¿qué es un nodo?

              Antes de entrar en materia queremos resolver todas tus dudas acerca de los nodos. Este concepto hace referencia a sistemas o programas que se conectan con otros, así que podemos definirlos como el punto de unión entre estos. Puede ser un simple ordenador que contiene el software de una determinada criptomoneda. ¿Sabes cuántos nodos de Bitcoin existen alrededor del mundo? Más de 10.000.

              Ahora que ya sabes qué es un nodo, queremos hacer hincapié en los tipos existentes.

              ¿Cuáles son las variantes de los nodos en criptomonedas?

              Resulta que la tecnología blockchain está constituida por una arquitectura P2P, lo que significa que los equipos que participan en dicha red son iguales. Cada uno de ellos es un nodo, y, de acuerdo con Criptotario, podemos diferenciarlos según su función:

              • DE VALIDACIÓN. “Es un ordenador que está corriendo un software específico puede estar en la misma máquina, o en otro ordenador que se encuentra cruzando la calle o al otro extremo del planeta”.
              • DE MINERÍA. “Es un hardware propio o rentado que adivina una combinación de números y letras que son necesarias para verificar un bloque. Un nodo de minería puede hacer equipo con otros nodos y enviar conjeturas a un grupo común (pool mining) para aumentar las posibilidades de adivinar, pero luego cuenta como un solo nodo”.

              En resumen, los nodos de minería se encargan de adivinar la combinación necesaria para dar el bloque como válido, sellarlo y confirmarlo, mientras que los de validación se encargan de validar y asegurarse de que la operación es verdadera. En este punto, se pasa la información a otros nodos.

              Hasta ahí, todo claro ¿no?

              La minería en criptomonedas

              Todo lo que te estamos contando está estrechamente relacionado con la minería. Las criptomonedas necesitan mineros. Los nodos son operados por ellos para darles su aprobación. Son los encargados de sellarlas, de manera que crean nuevos Bitcoins, o cualquiera que sea la criptomoneda con la que trabajan y facilitan el proceso.

              Tradicionalmente, los registros de las transacciones monetarias han venido registrándose en nuestras entidades bancarias, pero con la llegada de las monedas virtuales algo ha cambiado. Digamos que en el modelo propuesto por la tecnología blockchain, los registros son realizados por toda la red, de forma descentralizada y aportando un grado alto de transparencia y seguridad.

              Miles de nodos actúan interconectados entre sí y su tarea reside en verificar las transacciones y aplicarlas en la cadena de bloques de forma pública.

              La transparencia y la seguridad de las criptomonedas

              Son los dos valores fundamentales que nos aporta la tecnología blockchain. Como todo en la vida, esta cadena de bloques presenta una serie de ventajas y algún que otro inconveniente. Lleva a cabo el registro y almacenamiento de los datos de forma segura, inmutable, transparente y descentralizada. Su revolución ya ha constituido lo que se conoce como Internet del valor, poniendo en tela de juicio el futuro de las economías y las sociedades.

              ¿Cómo influirá la blockchain en las industrias? ¿Cómo transformará su funcionamiento?

              Aunque la cadena de bloques surge en el entorno financiero de la mano de las criptomonedas, sus aplicaciones no serán exclusivas de este sector. Al contrario, diferentes industrias han puesto la mirada en su funcionamiento (la energía, el sector público, el mundo 4.0, la salud, los medios de comunicación, etc.).