Las transacciones ilegales con criptomonedas son mínimas




              Puestos a dirigir la mirada hacia el futuro financiero, lo más razonable sería pensar en las criptomonedas. Ya sabéis, ese medio digital de intercambio más conocido como monedas virtuales. Los bancos centrales coinciden en señalar sus peligros, sus desventajas, su relación con el blanqueo de capitales, y hasta la amenaza que conlleva de cara a su sistema.

              A menudo, a los bancos les aterroriza la evolución de las criptomonedas, e incluso nosotros mismos nos mostramos reacios al cambio, a lo nuevo. Sin embargo, en la actualidad, ¿están los bancos libres de actividades ilícitas?, ¿cuántos dólares se han utilizado para pagar las bombas nucleares?, ¿cuántos fraudes se han dado a conocer en los últimos cinco años con billetes de 500?, ¿acaso en 2014 no subió el PIB con la prostitución y otras actividades ilícitas?, ¿cuántas personas han dejado de utilizar estas monedas por ello?

              Desde el nacimiento del Bitcoin en 2009, han surgido numerosas criptomonedas basadas en diferentes características y protocolos, pero todas coinciden en un punto: hacer del sistema financiero un mundo mejor. Están luchando por conseguirlo, y sus ventajas pueden ser superiores a sus desventajas. Hoy, queremos compartirlo contigo.

               

              ¿Cuántas actividades ilegales se realizan con las criptomonedas?

              Hace diez años que se creó la primera criptomoneda. Desde entonces, su evolución y crecimiento han dado lugar a nuevos medios digitales especializados en el sector. Cripto Noticias, por ejemplo, afirma que, “de acuerdo a la información suministrada por Lilita Infante, una agente especial de la Administración para el control de Drogas de Estados Unidos (DEA), actualmente, solo el 10% de las transacciones con criptomonedas son usadas para actividades ilegales”.

              Son las organizaciones criminales y las actividades con la droga quienes conforman este porcentaje para esconderse en el lavado de dinero y en las transferencias transfronterizas. Han encontrado un medio más barato, más rápido y más seguro para realizar sus operaciones económicas. Sin embargo, a la vez que estos individuos mejoran las técnicas para alcanzar sus objetivos, las criptomonedas también lo están haciendo para evitar que se produzcan este tipo de actividades, en la medida de lo posible.

              Por ello, el sistema está evolucionando hacia una tecnología blockchain que permite que, junto a la criptografía y la red de consenso distribuido, la privacidad y la seguridad no pasen desapercibidas. La transparencia y la confianza se están convirtiendo en dos pilares reales e imprescindibles de las monedas virtuales, pues no solo se busca un sistema rápido, sencillo y eficaz sino también seguro.

               

              Las criptomonedas están superando sus retos

              Todo comenzó con un sueño. El de crear una criptomoneda capaz de reemplazar a nuestro sistema financiero actual. Los objetivos se anclaban en la transparencia de una plataforma de pagos instantánea, segura y lo suficientemente poderosa para liberar a los más pobres del mundo de la opresión de las monedas fiduciarias, así como capacitarles para romper el ciclo de dependencia financiera de los bancos. En este sentido, las criptomonedas han supuesto un importante avance:

              • El dinero es rastreable.
              • Permite que la parte de la sociedad que no tiene acceso a los sistemas financieros pueda ser y gestionar su propio banco, de manera que contribuye a la inclusión financiera.
              • Las criptomonedas pueden ocupar un lugar clave en las posibilidades económicas de las personas.
              • Permite reducir la pobreza.
              • Existe la posibilidad de realizar transacciones sin intermediarios en cualquier momento y lugar.
              • Los pagos que se realizan en criptodivisas son formalizados de manera instantánea.
              • Resulta más barato, además de incluir un coste de transacción mínimo.
              • La tecnología blockchain aporta la seguridad y la transparencia

              Los retos, a veces, pueden ser el mayor impulso a su superación. Quienes han apostado por el desarrollo de un sistema de pagos descentralizado lo saben. Los profesionales que trabajan cada día para lograr un mejor servicio y contribuir a un sistema seguro sueñan con transformar esta promesa en una realidad.

              Saben que los sueños están para cumplirlos, por lo que, día a día, en cada uno de los pasos hacia adelante que se van dando en el sector de las criptomonedas, observamos una muestra más de que los hechos pueden hablar más alto que las palabras.

               

              La taxonomía de las criptomonedas

              Teniendo en cuenta lo que has aprendido hasta el momento, ¿cómo clasificarías las monedas virtuales? Quizás, este sea el momento oportuno para hablar de la taxonomía del dinero, basada en las acciones de un emisor, la forma, la accesibilidad y el mecanismo de transferencia. Con las criptomonedas, el método cambia, pues responde a un sistema descentralizado para realizar transacciones sin intermediarios. Un sistema entre pares o peer-to-peer.

              Los bancos centrales han reaccionado, pero, en este sentido, no importa tanto su punto de vista como lo que esto refleja. La reacción es un síntoma de que algo está funcionando. Significa que han visto un peligro real. Desde el inicio de esta tendencia, muchos economistas se han preguntado cuáles eran los beneficios reales de las criptomonedas y han debatido sobre su futuro. ¿Qué la hace diferente? Quizás sea su valor.




              Leave a Reply

              Your email address will not be published.


              Comment


              Name

              Email

              Url